Sé que tengo muchos amigos esperando a que escriba esta entrada, así que… ¡no me hago de rogar más!

¿Cómo me cogieron en Tuenti? Temo que seré algo vago en algunos aspectos, ya que me parece feo dar cierta información, pero también creo que será una entrada interesante.

Cuándo

Hace año y medio que les eché el currículum. El resultado fue que caí a la primera prueba. Realmente, les subestimé; pensaba que me harían una prueba basura como en la mayor parte de las empresas. Quedamos un día, me llamaron por teléfono para comprobar que estaba preparado y me mandaron la prueba por e-mail. 2 horas por delante para resolver el ejercicio. Elegí Java, lo que me dio no pocos dolores de cabeza. Se me echó el tiempo encima, me puse nervioso y… adiós, muy buenas.

No hace mucho, decidí ver cómo estaba el mercado laboral, por si alguna otra empresa merecía la pena. Me han pasado cosas realmente curiosas en esta empresa, como conocer a la gente de Codice Software o, en el otro extremo, que me digan que “no encajo en la empresa, porque me gusta mejorar y proponer cosas, y no quieren gente así”. En el sitio que me contestaron eso, me dejaron bien jodido. Pasé un mal rato, y una mala tarde. Después lo pensé con frialdad y… Ciertamente, no encajo en esa empresa, porque me gusta mejorar y proponer cosas nuevas. No soy un mono que pica código, aunque utilice Emacs :-P

Cuando decidí que ya era suficiente, que no encontraría nada mejor que lo que tenía, un buen amigo me dijo que en Tuenti buscaban gente. Le dije que no, que ya me había plantado y que la gente de Tuenti ya me había dicho que no una vez.

Cómo

Sin embargo, el sábado siguiente me dio por hacer la práctica de Tuenti de nuevo. Busqué el mail, y la implementé en Python. La primera vez, en java, tardé una hora y cuarto en resolver la primera parte. En esta ocasión, con python, tardé 10 minutos. ¿Tanto he aprendido en año y medio? ¿Tan ágil es Python frente a Java? No lo sé, pero decidí echarles el currículum, a ver qué ocurría.

El lunes ocurrió una cosa muy curiosa: Tuenti se puso en contacto conmigo a través de LinkedIn. Esto era un poco extraño, porque yo le había enviado mi currículum directamente a la chica que me atendió la primera vez, y en esta ocasión se ponía en contacto conmigo otra persona preguntando si estaba interesado. Parece que nos cruzamos :D

Después de arreglar el malentendido, quedamos para comenzar el proceso de selección. En esta ocasión hicimos una entrevista antes de la prueba. Yo estaba bastante nervioso, ya que, además, el teléfono me pone de los nervios. El caso es que acabé bastante contento y pocos días después me dijeron que había pasado y que me mandarían una prueba similar a la de la otra ocasión.

Esta prueba es la que yo más temía, ya que me había eliminado en una ocasión. Cuando me mandaron la prueba, mi primera impresión fue: “Es imposible, no da tiempo”. Me puse al lío, decidiendo divertirme con el ejercicio aunque no pudiera acabarlo. Por uno de los requisitos, se me ocurrió buscar una solución a un problema que siempre había visto en python y nunca había resuelto de forma satisfactoria, y encontré una clase que me pareció prometedora. Ya había decidido que no me daba tiempo a resolver la práctica, así que me puse a investigarla. Me hacía la mitad del trabajo. Y era fácil de usar. Lancé una pequeña batería de pruebas para aprender a usarla y apliqué los conocimientos a la práctica. Había pasado 1 hora y sólo me faltaba un punto para acabar la práctica. Media hora más tarde estaba enviando el mail con la solución.

Pocos días después me dijeron que había pasado.

Pasé más entrevistas, incluso estuve dentro de las oficinas todo un día. Temo que no puedo comentar cómo trabajan, ya que estuve algo aislado, haciendo entrevistas. Sólo interactué con el equipo de trabajo durante la comida; el resto del tiempo fueron entrevistas o una visita guiada por todas las instalaciones.

La impresión fue bastante buena. Mis entrevistadores me pusieron las cosas realmente jodidas. Aquí no importaba si yo sabía programar, sino cómo sabía programar. Curiosamente, me preguntaron sobre todos los temas que más me gustan, aunque en algunos de ellos me dejaron a la altura del betún :D

Qué

¿Queréis consejos? ¿Queréis saber qué me preguntaron? Estaría muy feo decirlo. Es como publicar la respuesta a un examen. Pero sí os diré algo: ¡*Aprended inglés*! ¡*Leed mucho*! ¡*Practicad más*!

Quizá os suene un poco a tópico, pero es así como entré: gracias a mis ganas de aprender y a mí ansia de mejorar. Qué ironía, ¿no? Igualito que cierta empresa sobre la que ya he comentado algo.

Hubo dos cosas curiosas que me ayudaron. La primera fue hacer el curso avanzado de TDD con Carlos Blé, que salió en más de la mitad de las entrevistas. La otra, seguir el blog de Codice Software, donde he aprendido bastante de sistemas de control de versiones.

Pues ya sólo me queda esperar al día 2 de enero, día en que vuelvo a las oficinas.

¿Nervioso? Mucho. Por un lado tengo muchas ganas, por otro tengo miedo de lo que me voy a encontrar.

Por qué

Dejo muchas cosas: a mis compañeros, que también son amigos. Abandono desayunar con mi novia y comer también con ella. Sacrifico horas de viaje. Dejo un puesto en el que llevo toda la vida, de programador, para un puesto que no tengo muy claro lo que hace, como “Test Framework Engineer”. Dejo una empresa en la que llevo casi 6 años.

Pero creo que este cambio puede ayudarme profesionalmente, y por eso, he decidido cambiar.

Ya os contaré cómo es Tuenti desde las trincheras.