He decidido comenzar a escribir pequeñas historias en el blog. No tienen por qué ser técnicas pero sí pequeñas.

Menos de 50 palabras por historia.

He decidido que no me da tiempo a leer la mitad de los posts que me gustaría y por eso voy a ayudar al lector ahorrándole tiempo eliminando la paja.